Los 6 destinos de tu ruta ideal

Durante un tiempo has recibido más emails de lo normal, quieren saber cuál es la mejor ruta. ¿Será que Tailandia es un país cada vez más apetecible? Es cierto que es un destino muy turístico, con zonas muy masificadas, pero si tus viajes a Tailandia te los montas como tu quieras, puedes huir de esa afluencia de gente y encontrar otros atractivos que no pensabas a tan solos pocos kilómetros. ¿Entonces será que los que han visitado Tailandia quieren repetir y descubrir otro tipo de viaje?

¿Qué ruta les aconsejarías? Todo depende del tiempo, de lo que quieran visitar y del tipo de viaje que quieran hacer. Pero en general, siempre recomiendas el norte (para ti, el norte de Tailandia abarca la parte del oeste también), zonas menos transitadas por el amigo mochilero.

Así que hoy vas a escribir sobre tu ruta ideal, la que harías en tu segundo hipotético viaje, si ya conocieras los principales puntos del país: Te enamoraste-odiaste Bangkok, descansaste durante el fin de semana en el mercado de Amphawa, conociste la antigua capital de Ayutthaya, alucinaste con los centenares de templos de Chiang Mai, te bañaste en las aguas, de las llamadas Maldivas tailandesas, en Koh Lipe, y probaste la escalada en las montañas calcáreas de Krabi.

Tu ruta ideal no hay sitio para (casi todos) estos destinos. Tu periplo va a ser más de interior, de las entrañas del antiguo reino de Siam. Tus viajes a Tailandia, te han servido para conocer bien el país, su cultura, su idioma. Esta ruta lo marcará la riqueza cultural del país donde los tais se multiplicarán en karen, birmanos, chinos, y algún que otro farang.

1- Bangkok: chinatown is good food!

Dicen que la amas o la odias, pero es que la capital es una urbe tan grande con tantos barrios distintos y tantas cosas que hacer y ver, que no da tiempo a clasificar cada una de ellas entre el amor y el odio. Pero la zona que de verdad te ha enamorado, ha sido, sin duda, Chinatown. Fue un flechazo a primera vista y del que te has quedado prendado. Con sus mercados y templos de día y luces y comida, y más comida, por la noche. Chinatown is good food!

2- Sukhothai: el amanecer de la felicidad

La antigua capital fue una de tus paradas en tu viaje a Tailandia en el 2007, “fue tu primera vez” y quedaste alucinado con la restauración de las pagodas y estatuas del recinto. Sukhothai es un rincón acogedor para pasear en bicicleta (no cuando el sol está muy alto), leer y entender la historia del país. Nada mal para quitarte tu virginidad. Muy recomendable ir durante el festival de Loy Kratong.

3- Mae Sot, el fórum de las culturas

¿Qué tendrá Mae Sot que todos se van encantados? Eso si logran escaparse de este lugar, llamado el agujero negro por los farangs que viven allí. Mae Sot, es fea, sucia y no se puede caminar (como en la mayoría de las ciudades tailandesas). Pero tiene algo, no sabes muy bien el qué, será su multiculturalidad, sus mercados apestosos y coloridos, sus alrededores llenos de naturaleza, esos campos de arroz y trigo… ¿Serán los birmanos, los karen, los mong, shan o chinos que viven allí? Es una atracción física, un fórum de las culturas, que junto a los proyectos de ONG que se encuentran en la zona, como Colabora Birmania, hacen de una ciudad fea de narices, un lugar con un encanto muy especial. No necesitas más razones para ir.

4- Umphang: un pueblo relax para ver a “ella”

Un centenear de curvas y 160 km desde Mae Sot, llegas a Umphang este diminuto pueblo, donde habitan mayormente karen, te relajará solo pisarlo. No se oye nada, hace fresquito y la naturaleza está a tu alcance. Un planazo verde, muy verde y mojado, muy mojado. Un paseo por el río Klong te maravillará con sus arcos iris entre caídas de agua y a pocos kilómetros más llegará el momento de verla. La cascada más grande y alta de Tailandia. Simplemente “la cascada”.

5- Mae Sariang, Tailandia sin playa en estado puro

Uno de tus paradas favoritas, un trozo de tierra al lado de un río. Arrozales infinitos en los alrededores y cuatros bares-restaurantes con vistas. No necesitas nada más. Bueno sí, una bicicleta para recorrer lugares que parece que no haya llegado ningún farang. Mae Sariang es la esencia.

6- Chiang Mai es mucho más que Chiang Mai

No vas a hablar de las cosas que se pueden hacer en Chiang Mai. Tu eres un poco más vago y prefieres hacer el holgazán en Huay Tung Thao, en el paraíso de los domingueros sin playa. O visitar el curioso pueblo-sombrilla de Bo Sang. Si amas un poco Tailandia, Chiang Mai será tu lugar porque encontrarás todo el atractivo del país que te esperas. Chiang mai es mucho más que Chiang Mai. 

Este es el trayecto que harías sin dudarlo. Tienes apuntado todos sus secretos de tus viajes a Tailandia, que guardas como oro en paño. Seguro que hay rutas mejores, más bonitas e incluso más auténticas, pero es el itinerario donde has descubierto lo que es Tailandia, la ruta que volverías a hacer una y otra vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *