Amphawa, el pueblo que flota gracias a ti

detalle en el río amphawa bangkok

Aparecen las primeras luces, la noche ha sido tranquila y mientras aún te estás haciendo el remolón, los cálidos rayos de sol acarician tu espalda. La temperatura es muy alta, el verano se acerca y lo notas en todo tu cuerpo. Aparecen las primeras barcas, las más madrugonas, las que quieren ser las primeras en vender alguna fruta o algo que ingerir a primera hora del día y van estacionando en distintos puntos. Te caen bien, los pequeños vendedores ambulantes del río son buena gente, no hacen mucho ruido, no te tiran papeles ni plásticos, y una vez han consumido el material, vuelven a casa.

mercado flotante bangkok amphawa

La semana ha sido muy tranquila y hoy viernes, el preludio del fin de semana, empieza la acción. Va a venir mucha gente y tienes que estar preparado. Esta tarde, y a lo largo del sábado y del domingo, las jornadas de trabajo serán largas y tienes que comportarte y armarte de paciencia. Aparecen turistas tailandeses que han querido pasar unos días alejados de la gran urbe de Bangkok después de una semana laboral. También chinos, japoneses y algún que otro farang.

barcos en amphawa mercado flotanteYa los oyes, ya llegan, con esas pesadas hélices dándote vueltas y machacándote la cabeza una y otra vez. Las barcas de madera alargadas se dirigen al centro del pueblo a “pescar” clientes y ganarse el sueldo. Ya sé que hacen su trabajo, ¡pero es que hay tantas!

Comida en amphawa mercado flotanteLos puestecitos de comida se organizan y aparcan sus barcas-cocina en la orilla junto a las escaleras que van de la zona peatonal hasta donde estás tú. Venden pescado y marisco de todo tipo, gambas, cangrejos, sepias, calamares, almejas… todo lo han sacada de ti. A muchos de ellos los conocías y, aunque sabes que los humanos tienen que comer y les gusta este tipo de comida, te sabe mal. Cada día pescan centenares para freírlos en las parrillas improvisadas que ocupan media barca.

cocos en Amphawa mercado flotantecomiendo en la orilla de Mae Klong amphawaMuchos de ellos te tiran papeles. Limpian las mesas y todos los restos de la comida salen disparados hasta donde estás. No puedes hacer nada, sólo esperar a que pase el día y por la noche cuando la marea baja un poco, ponerte a hacer ejercicio y crear una corriente para que toda la basura que te han lanzado se arrastre hasta tu desembocadura.

Amphawa mercado flotante bangkok

Empieza a caer el sol. Es tu hora favorita, las barcas-cocina se van yendo a casa a buscar nuevos productos para el día siguiente. La temperatura se vuelve soportable, los turistas salen a la calle a pasear por una de las dos orillas, a cotillear en las tiendas de souvenirs y a tomar algo en las terrazas de los bares y restaurantes que asoman para verte. Amphawa tiene mucha alegría -seguro que vienen a menudo habitantes de Ban Phu, el pueblo más feliz de Tailandia-, la vida aflora con un ambiente mágico. El mercado no está tan abarrotado como tu vecino Damnoen Saduak, el mercado flotante más famoso y turístico que se encuentra a pocos kilómetros de Amphawa.

Mucha gente ha venido para verte. Eres el alma del pueblo aunque luego nadie se acuerde tu nombre – te recordarán tan solo como el río de Amphawa-, Todos te hacen fotos, les encanta fotografiarte mientras el sol va cayendo y se va reflejando en tu espalda.

Gente local en amphawa bangkok

locales en el río amphawa

Fuera de la zona de las tiendas se encuentra la parte más tranquila donde los locales se sientan en la terraza, a tu lado, y empiezan las largas conversaciones y cotilleos. “Que si la habitación no está limpia, que si el marido de fulanita se ha ido con menganita, que si la comida está muy buena, y que el otro día probé el helado de rambután…” Cada fin de semana esta gente te muestra el exterior, te ilustran y te encanta, siempre aprendes nuevas ideas para viajar.

barcas en amphawa mercado flotanteA partir de las 7 de la tarde empieza el espectáculo nocturno. Las luces de los restaurantes y las tiendas te iluminan y las barcas de paseo van a buscar a los turistas: es la hora de ir a ver a las luciérnagas. En tu pequeña desembocadura, donde tu cuerpo se ensancha a lo largo y a lo ancho, los barcos van haciendo paradas en los árboles de la orilla para observarlas. Los turistas se vuelven locos al ver esas lucecitas brillantes amontonadas en lo alto. Algunos alucinan, otros se desilusionan, pero lo que todos sí que coinciden es que disfrutan del paseo nocturno viendo los últimos claros del sol.

atardecer rio mae klong amphawa

Cae la noche, los barcos se van, los humanos emigran a sus camas y tú soplas de alivio. Orgulloso de otro día de trabajo. Ya queda poco para que sea lunes, entre semana es cuando los locales disfrutan más de ti, vuelve la tranquilidad, la limpieza y tu rutina.

Tu nombre es Mae Klong, lo dices con orgullo para que la gente lo sepa, conocido nombre también por el mercado del tren. Eres un río de 132 km de largo, que naces en el oeste, en Umphang -la ciudad relax-, pasando después por la zona de Kanchanaburi, Ratchaburi, Amphawa y desembocas en el Golfo de Tailandia en Samut Songkhram.


Amphawa se encuentra en el centro de Tailandia dirigiéndote al sur. Para llegar  desde Bangkok puedes hacerlo a través de una minivan – tarda poco más de una hora, dependiendo del tráfico-. La parada se encuentra en Victoria Monument y salen cada hora desde las 7 de la mañana hasta las 5 de la tarde. El precio es de 80 bahts. Cuando llegues a la parada del pueblo de Amphawa puedes ir andando hasta el río o coger un tuk-tuk dependiendo a qué parte del pueblo te quieras dirigir.

Si tienes tiempo te recomiendo que hagas una noche para vivir el ambiente del pueblo y conocer el mercado durante la noche, hacer el paseo en barca para ver a las luciérnagas -200 bahts una hora- y también a primera hora del día. Si no tienes tiempo puedes contratar excursiones de un día completo a través de Mundo Nómada Travel.

 
 

Marc ComasAutor: Marc Comas Amante de Asia y tailandés de adopción. Ha vivido 5 años en Mae Sot, el far west de la tierra de Siam y su base de operaciones para descubrir el corazón del país. Le gusta explorar esos rincones sin playa que aún quedan por fotografiar. La playa, también le encanta, pero no se puede tener todo…

10 Comments

    • Muchas gracias pareja! ¿Dónde estáis ahora? Os tengo perdidos, pero eso sí, tenéis una pedazo de web que la espera valió la pena. 😉

  1. Hola Marc,
    Muchas gracias por la información, esta buenísima!
    Me puedes ayudar con el horario del mercado flotante, y confirmar si funciona los viernes.
    Gracias!!!

    • Hola Mariana Brevis, el mercado de Amphawa abre sólo los fines de semana en cambio el de Damnoen Saduak abre entre semana. Intenta ir a primera hora de la mañana, muy pronto para evitar las aglomeraciones y si vas a Amphawa te recomiendo pasar una noche.

  2. Amphawa es de los mercados flotantes más auténticos y uno de mis favoritos. La escapada perfecta para el fin de semana a tan solo una hora de Bangkok.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *