Déjate llevar a Ayutthaya

Te gusta viajar, sí, te gusta viajar. Aún te pone nervioso preparar la maleta y dirigirte a un sitio nuevo. Recorrer algunos kilómetros y llegar a tu destino. ¿Será como en las fotos? ¿Cómo te han contado?… Aún no te puedes creer que después de 4 años en Tailandia no hayas visitado Ayutthaya. Pero la antigua capital del antiguo reino de Siam sólo es la excusa. El viaje es mucho más.

Centro histórico Ayutthaya

Por razones físicas necesitas que este periplo sea más cómodo, que te lleven, viajar de “otra manera” igual de válida y emocionante, como lo habías hecho anteriormente en alguna ocasión. Un viaje organizado pero sin la marabunta de gente que observas muchas veces en algunos destinos turísticos del país. Así que contactas con el que sabe más de Tailandia y de turismo por estos lares: Pol de Mundo Nómada. Le describes tu situación, y te recomienda un abanico de posibilidades para visitar Ayutthaya. Estamos de acuerdo que la opción más relajada es la más idónea para ti. Porque visitar el centro histórico y volver a Bangkok en un crucero tiene lo suyo.

Pai San Guia de Mundo Nómada Travel

7:30h. Llegas al punto de encuentro y te da la bienvenida un hombre cincuentón llamado Pai San. Tu nuevo guía tailandés es como los de antes, disfruta con lo que te va a contar con una ilusión contagiosa. En el autobús coge el micrófono y empieza a soltar información del país, aspectos culturales y de los lugares que vas a visitar. Conoces mucho de lo que Pai San está explicando, pero al ver a tus compañeros de la excursión ilusionados y su actitud hace que todo sea nuevo para ti también.

Bang Pa in Ayyuthaya Antes de

llegar a Ayutthaya haces una parada a 60 km de Bangkok, para visitar el Bang Pa-In, el palacio de verano de Rama V. Es un complejo de templos al lado del río Chao Phraya que antiguamente fueron utilizados por los reyes de Tailandia. Al recorrer los palacios y los jardines parece que te hayas teletransportado a otra época y no precisamente en Asia.

Palacio de verano Bang Pa In

Predomina la arquitectura “versallesca” con casitas que bien podrías encontrar en Francia o Inglaterra, una torre faro en medio de un lago que servía como mirador del complejo y un templo chino de madera.

Torre faro en el palacio de verano de rama V

Después de un agradable paseo vuelves al autobús y esta vez sí llegas a Ayutthaya, una de las antiguas capitales de Tailandia (de 1350 a 1767). Los restos de la ciudad son uno de los lugares más importantes del país y declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Ayutthaya antigua capital de tailandia

El Reino de Ayuthaya estuvo implicado en muchas guerras, invadió el entonces decadente Imperio Khmer (1402) pero también recibió lo suyo por parte de los birmanos que en 1769 saquearon y destruyeron la ciudad. En las ruinas se puede ver signos de esa destrucción en las pagodas y en las estatuas decapitadas.

Ruinas en Ayutthaya

El complejo es muy grande, son 15m2 de ruinas y templos. Así que Pai San te lleva a ver lo máximo en tres paradas estratégicas para observar las reliquias más famosas y en mejor conservación.

Buda en la pagoda de Ayutthaya

La imagen más famosa, y por qué no, más imponente de todo el complejo es la cabeza de Buda atrapada entre las raíces de un árbol. La leyenda urbana dice que debajo se encuentra el cuerpo, pero el bueno de Pai San te repite que no, que sólo se conserva la cabeza y que si la quisieran soltar de las raíces podría derrumbarse y romperse.

Famosa cabeza de buda en Ayutthaya

Sigues por la ruta de Ayutthaya mientras piensas cómo deberían haber vivido y luchado los antiguos siameses. El lugar es impresionante y al ser tan grande no parece que pasen tantos turistas. Siempre hay rincones donde descansar e imaginarte su pasado histórico.

entrando por barco a Bangkok

El sol llega a su punto más alto y tu estómago te llama. ¡Es la hora de comer! Te diriges al embarcadero a 40 minutos de las ruinas y un flamante barco te está esperando con un más que completo bufet libre con comida local e internacional. El crucero dura 1.30h y es el mejor final para la excursión. Navegar por el río Chao Phraya e ir reconociendo las atracciones de Bangkok a bordo (la Universidad, el Palacio real, el Wat Arun…) es la entrada triunfal perfecta para saborear un día redondo llegando a las 16h de la tarde.

desde el barco curcero Ayutthaya Bangkok

Si quieres pasar un día agradable y tranquilo y no te importa compartirlo con algunos otros compañeros de mil y una nacionalidades distintas te recomiendo esta excursión con Mundo Nómada Travel. Te sentirás como si empezaras a viajar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *