Welcome to the jungle

“La jungla se lo ha llevado” como decían en la película Depredador (1987), esto es lo que le ha pasado a este magnífico restaurante.

Entrada de Khaomao Khaofang

Entrada de Khaomao Khaofang

¿Sabes cuál sería el capricho de un hombre rico que estudió botánica? Crearse su propia jungla con plantas, lagos naturales y saltos de agua, si a eso le sumas un restaurante el negocio está asegurado.

El nombre original del restaurante es khaomao khaofang inaugurado hace 20 años en Mae Sot (Tak). Gracias a su experiencia, el propietario ha sabido crear una hermosa armonía entre la flora natural y la comida fresca con sus presentaciones exquisitas.

Un comedor entre cascadas

Un comedor entre cascadas

En un ambiente fresco con música agradable puedes comer o cenar envuelto de grandes hojas tropicales.

Caminos entre la jungla

Caminos entre la jungla

Pequeños saltos de agua a dos metros de tu mesa

Pequeños saltos de agua a dos metros de tu mesa

El lago es natural así como el simpático pelicano que camina por todo el restaurante con aires desafiantes. La comida al estilo tai es buena y no excesivamente cara.

Paco el pelicano

Paco el pelícano

Mesa al borde del agua

Mesa al borde del agua

El restaurante está compuesto por dos alas grandes que hacen de salas o comedores. Toda la estructura del recinto está hecha de madera, desde las lámparas que cuelgan del techo hasta las mesas troncos cortados y barnizados.

Restaurante de madera

Restaurante de madera

Una de las salas está entre el lago natural y es también donde puedes acceder a los baños. Uno de ellos está reservado exclusivamente para la princesa de Tailandia, Maha Chakri Sirindhorn que puede acceder a ellos cuando visita la zona y disfruta del restaurante para ella sola.

Lago natural

Lago natural

Desde hace pocos años los habitantes de la capital cultural del país, Chiang Mai ,también pueden disfrutar de su jungla o Khaomao Khaofang particular.

No es que me guste hacer publicidad gratuita a los restaurantes, pero encuentro que es un atractivo turístico más de la ciudad de Mae Sot y sin duda de la Tailandia sin playa.

Que aproveche y no te olvides del repelente de mosquito… Welcome to the jungle!

1 Comment

  1. Pingback: 12 razones para visitar Mae Sot | tailandia sin playa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *