Bienvenidos a Rivendel, la cascada de Pha Wai

“En las faldas de las montañas lejanas había aún un resto de luz.  El aire era cálido.  El sonido del agua que corría y caía en cascadas llegaba a ellos claramente y un débil perfume de árboles y flores flotaba en la ría, como si el verano se hubiese demorado en los jardines de Elrond, en Rivendel…”

Fragmento de El Señor de los Anillos, JRR Tolkien

Rivendel (El Señor de los Anillos)

En el Parque Nacional de Pha Charoen, se encuentra las cascadas de Pha Wai, un lugar que parece que esté sacado de los textos de JRR Tolkien, un lugar mágico, de fantasía, con sus colores y sus caídas de agua.

A 41 kms de Mae Sot (dirección Umpang), girando a mano izquierda y después de recorrer 14 kms de paisaje rural lleno de campos de arroz y maíz se encuentra la cascada.

Paisajes imposibles en el Parque Nacional de Pha Charoen

Desde la entrada puedes caminar por encima del río a través de caminos y escaleras de bambú que te llevan al área de descanso y de picnic, con casitas de madera para protegerte del sol abrasador o de la lluvia tropical. La ruta sigue bordeando el río, en un caminito de fango y arena descubres cuevas con murciélagos y, si seguimos con el símil de la edad media de la imaginación de Tolkien, encuentras a los “ents”, árboles gigantescos de más de 300 años de edad.

Árbol gigantesco

Todo lo que sube baja y todo lo que baja vuelve a subir, toca andar para arriba por el mismo sendero o a través de las más de 100 terrazas de piedra caliza para sentir la fuerza del agua. Una vez sumergido en esta atmósfera ya no hay vuelta atrás, te teletransportas a Rivendel, los colores cambian, los cantos de los pájaros y los ruidos de los insectos se intensifican, los árboles silban con el viento y fluye el agua, y tú con ella.

Magia y terrazas de piedra caliza

Rivendel tailandés

Un buen sitio para descansar, refrescarte y disfrutar de la naturaleza. Rivendel en estado puro y sin los elfos, esos personajes tan perfectos que siempre dan tanta rabia. 😛

3 Comments

  1. Una maravilla…y, desde luego 100% de acuerdo, mejor sin esos elfos tan cuasiperfectos y puros…la próxima vez que vaya por allí, esto no me lo pierdo…

  2. Pingback: 12 razones para visitar Mae Sot | tailandia sin playa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *