“Chinatown is good food”

chinatown01

Chinatown es uno de esos barrios que te descoloca, pierdes el oremus, ese norte que te guiaba hasta que pisas el asfalto del barrio más interesante de Bangkok. Sus colores, sus olores, sus tiendas y su gente hacen que olvides dónde estabas para zambullirte en un área llena de vida.

No se puede llegar directamente al barrio chino con transporte público, ya que no hay ninguna parada de BTS ni MRT en la zona. Lo que tú hiciste fue bajar en la estación de MRT Hua Lamphong y tomar un tuk tuk -también se puede ir a pie y no tardas más de 10 ó 15 minutos desde la estación-, hasta la puerta principal que da entrada a Chinatown.

_MG_6868

Pero estás muy flojo y decides que mejor sea un tuk tuk el que te lleve -sigue siendo el transporte más divertido de  Bangkok-. Con las paradas de tráfico te detienes a hablar con el conductor. Parece que le gusta el barrio y sobre todo la comida que allí puedes encontrar. ¡”Chinatown, good food!” te dijo varias veces.

chinatown bangkok yaowarat

chinatown08

Llegas a la calle principal, Yaowarat, y te despides del conductor. La calle está repleta de gente, por los dos lados, llena de coches, tuks tuks y carritos de comida a tutiplén. Te habían dicho que por la noche había más ambiente en este barrio, pero por la tarde y antes que anochezca es una buena hora para disfrutar de las pequeñas sois -callejuelas-. Por los pelos llegas a ver el mercado de Sampeng, una calle estrecha y larga que cruza toda la zona y uno de los mejores sitios de compra para los mayoristas, pero también para los curiosos como tú.  El sol va desapareciendo y los farolillos de las calles alumbran la ropa, los zapatos, la artesanía y los objetos de lo más variopintos del mercadillo. Es la hora de cerrar.

chinatown05Te gusta el barrio, te da buenas vibraciones y más estas callecitas con luz suave y mucho movimiento. Los vendedores han acabado su jornada laboral. Recorres las tiendas de té apurando a comprar un poco de oolong, un té verde que te habían hablado maravillas. Considerado uno de los mejores en China, tiene un poder antioxidante y según el vendedor con mirada cómplice, te dice mientras te guiña el ojo, que previene el cáncer, favorece los pulmones, regula el colesterol, es un rejuvenecedor natural, calma la sed, combate los efectos de las bebidas alcohólicas y reduce la presión arterial entre otras cosas. “¿Y no hace crecer el pelo también?”, te preguntas. Ahora entiendes porqué este superté es uno de los mejores del mundo, vaya, que sirve para todo y ahora te arrepientes de no haber comprado más…

chinatown04

¡Qué buen rollito y qué sano te vas a volver bebiendo oolong! ¡Y tú que sufrías por tu colesterol y te ibas a dejar medio sueldo con el Danacol! Aún no has puesto ni el agua a hervir pero ya te sientes más saludable.

china en Bangkok

Observas los letreros de los comercios que te recuerdan a lo que te dijo el conductor “Chinatown, good food!”. Te empieza a entrar hambre y te diriges de vuelta a la calle principal donde habías visto miles de puestecitos de comida. Por el camino te paras en una pequeña plaza donde están jugando al “caneball”, esa pelotilla misteriosa hecha de caña. El escenario es de lo más pintoresco, dos equipos, una pelota y una red, rodeados de templos chinos de colores.

chinatown03La pelotita te deja hipnotizado hasta que despiertas con una vocecita que sale de tu interior, “Chinatown is good food”. Sigues tu ruta, sólo tienes en mente una cosa: comer. Ya casi estás en Yaowarat, ya hueles su comida callejera hasta que te detienes. Hay una mujer en la calle que está mazando una pasta, ¿o está haciendo masajes a unos pelos?

11225074_949725378411027_749293512793697092_nLos estira, los alarga, les da vueltas como si fuera una pizza y al final los pone rectos y firmes encima de la mesa para cortarlos en trozos pequeños. Le preguntas y te explica el procedimiento para hacer estas “barbas de dragón” un algodón de azúcar con mucho cacahuete. No te puedes resistir y acabas comiendo barbas de aperitivo, con muchas calorías por cierto. La antesala a tu cena ya está lista.

chinatown011Luces, colores y olores. Ya estás en tu calle, el paraíso de los comilones, de los culinarios más curiosos. Babeas delante de los puestos de comida callejera, huele a pato, a pollo hervido, a salsa satay con ese aroma dulce de su cacahuete. Te sientas en una de las cientos de mesas que hay en las calles, está lleno, tanta gente, tantos platos…¡Chinatown es pura vida!

_MG_6984

hua1

Ya has probado la sopa de pato, los pinchitos de pollo satay y ahora sólo te falta uno de tus platos favoritos: los dim sum. Te acercas al restaurante Hua Seng Hong en el número 371, una amiga te lo había recomendado por sus excelentes tapas chinas. Te encantan estas tapas, el dim sum hecho al vapor relleno de verduras, cerdo, cangrejo o gambas y servido con una cesta de mimbre. Este plato significa en cantonés “tocar el corazón” y es lo que ha conseguido al primer bocado, tocado por la buena y variada comida de este barrio de Bangkok. “Chinatown is good food”.

 

Marc ComasAutor: Marc Comas Amante de Asia y tailandés de adopción. Ha vivido 5 años en Mae Sot, el far west de la tierra de Siam y su base de operaciones para descubrir el corazón del país. Le gusta explorar esos rincones sin playa que aún quedan por fotografiar. La playa, también le encanta, pero no se puede tener todo…

4 Comments

  1. Que ganas de volver a Bangkok, y sobre todo por Chinatown. Muy buenas fotos, solo viéndolas me dan ganas de levantarme de la silla y salir pitando para allá! Gracias por compartir cosas tan interesantes de Tailandia y poder acercarnos un poquito mas las cosas auténticas del país.

    • Gracias a ti Jesús, espero que podamos coincidir en tu regreso al país de la buena comida! 😉

  2. Alberto Lanas

    Estoy documentandome para nuestro proximo viaje al Oriente y he gozado leyendo vuestros comentarios y me gustaría profundizar un poco más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *