Las estepas de Mongolia por “A càmera lenta”

a camara lenta mongolia

Nuestro lugar preferido sin playa… Las estepas de Mongolia

Es el lugar más auténtico donde hemos estado con playa y sin ella… ¡sin duda! También donde menos comodidades y facilidades hemos tenido, pero Mongolia ha superado con creces nuestras expectativas: virgen, sin apenas turismo, tradicional, fauna en libertad, contraste de paisajes, gente hospitalaria…

Antes de llegar al país íbamos convencidos que no podríamos hacer nada sin un tour organizado y que, probablemente, acabaríamos en el desierto del Gobi. Después de ver las experiencias de otros viajeros y los precios de los recorridos decidimos ir a la aventura, por nuestra cuenta, llegásemos donde llegásemos. ¡Fue la mejor decisión que pudimos tomar!

Estepa mongolia

Estuvimos casi tres semanas desde que salimos de la gris Ulaanbaatar hasta regresar a la capital. Empezamos por Kövsgöl, el lago sagrado para los chamanes, hace 150km de largo y contiene entre el 1-2% del agua dulce del planeta. Es precioso con los colores amarillentos del otoño. Del norte nos dirigimos al oeste haciendo autoestop, pasando noches en las yurtas perdidas en las estepas de Mongolia, comiendo comida local, perdiéndonos por la “autovía” de seis carriles de tierra y piedras… una y otra vez, pinchando rueda hasta ocho veces….  Eso sí, por el camino aprovechamos para ver animales salvajes paseando sin prisa por las extensas llanuras deshabitadas: manadas de caballos, yaks, camellos, zorros, águilas…

Desierto en Mongolia

Es sorprendente la lección de vida que nos dieron las familias. ¿Se puede vivir sin bolsa de basura? Sí, se puede! No generan residuos. Todo lo que comen sale de los animales: la leche, el queso, la carne, el yogurt. Sólo necesitan harina para elaborar el pan y los noodles. Si eres vegetariano o poco carnívoro, debes olvidarte de tu dieta baja en grasas por unos días, ¡una familia de dos adultos y un niño se comen una cabra cada cinco días! Al principio te hace gracia cocinar y compartir comida con toda la familia, pero lo acabas aborreciendo profundamente: desayuno, comida y cena siempre es lo mismo: ¡carne grasienta, pan frito, té de leche y queso!

Nómadas Mongolia

Tardamos una semana en completar los 800 km que unen Moron con Olgyi en un tiempo sin precedentes, ¡unas 90 horas de coche!

El oeste de lpaís es conocido por que es el lugar de acogida de los Kazakhs, habitantes de Kazajistán que hace siglos se refugiaron en Mongolia. Es interesante ver el contraste entre los mongoles y los kazakhs. Las diferencias no son solo físicas, sino que las yurtas tienen más grandes, con más detalles y son más coloridas, la vestimenta o la comida son distintas. Además, la zona alberga grandes parques naturales como el Tavan Bogd, la montaña más alta del país, lagos enormes y extensos ríos que corren llenos de agua. Una maravilla que vale la pena explorar (en 4×4).

A camara lenta

Mongolia nos ha dejado un buen sabor de boca porque más allá del viaje en sí, nos ha hecho reflexionar sobre cómo es la vida sin influencia externa, nos ha hecho poner a nuestro cuerpo en situaciones límite…. y mentalmente, ¡ejercitar mucho la paciencia!

Muy pronto contaremos con más detalle nuestra aventura en www.acameralenta.com


 

Àngel y Marta, Marta y Àngel son dos viajeros apasionados que un 1 de mayo de 2014 decidieron hacer realidad su sueño: dar la vuelta al mundo! Pero de una forma muy especial, viajar poco a poco, como si les grabaran a cámara lenta, para no perderse ningún detalle y porque les gusta viajar así, conociendo locales e integrándose con ellos.

Su blog “A càmera lenta” nos habla de su viaje, de culturas exóticas, de sitios poco conocidos y de sus reflexiones que no te dejarán indiferente. Un blog maduro con fotos muy trabajadas donde podrás seguirles también a través de su página en Facebook. Nunca será tan rápido conocer nuevos sitios contados a cámara lenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *