Un mundo para 3

Cataratas de Iguazú

Pues no amigos, en el lugar del que os vamos a hablar a continuación no hay playa!! pero si hay palmeras, no hay playa!! pero si hay mucha agua, no hay playa!! pero si hay islas… Un maravilloso lugar entre varios países, frontera entre fronteras, la más impresionante del mundo, la magia y la espectacularidad mezclados en un solo cauce, estamos hablando de Iguazú y sus cataratas!, no hay playa!! pero no le hace ninguna falta para ser un lugar único.

Un nombre, dos ciudades, dos idiomas, dos diferencias culturales, una grande, muy grande, otra pequeña, bastante pequeña, más bien parece un pueblo que una ciudad, pero ambas llenas de vida y de gentes muy amables y simpáticas siempre dispuestas a entablar conversación con el viajero para conocer más de él.

Dos lugares separados por unas cataratas, amigos!! hablamos de Puerto Iguazú y Foz de Iguazú.

El nexo de unión de las dos, es el Parque Nacional de Iguazú, con sus cascadas, saltos de agua y su impresionante Garganta del Diablo, donde millones de litros de agua son empujados al vacío como si de un gran desagüe se tratara, dando la impresión de que el mundo se va a colar por ese agujero. El Parque también es fauna, mucha vegetación selvática y cientos de miles de mariposas de colores que revolotean como si nos quisieran contar que frente a nosotros se encuentra una de Las Grandes Maravillas Naturales de este Planeta.

Si amigos!!, volvemos al principio, no hay playa!! pero sin tenerla y después de poder vivir la experiencia de conocerlas in sito, Las Cataratas de Iguazú, se han convertido en uno de nuestros lugares favoritos en el mundo, de los más espectaculares, un lugar al que todos deberíamos poder visitar.

Cuando uno contempla de cerca tanta fuerza y a la vez tanta belleza, se le activan los sentidos, la vista dedica una mirada incansable hacia el colage de colores que vemos dibujado ante nosotros, el verdor de la vegetación se funde con el blanco de la espuma del agua y éstos a su vez con la ayuda del sol forman en el entorno maravillosos arco-iris que aparecen incandescentes ante nosotros. El oído se agudiza para escuchar la melodía que provoca el agua al caer, la piel absorbe el agua que la fuerza del viento se encarga de acercarnos, el olfato aspira el olor a humedad, a selva, el olor que desprende la bruma, el olor a tierra mojada.

Ante tanta majestuosidad que nos regala la madre Naturaleza, el ser humano vuelve a sentirse insignificante y se convierte en un mero espectador diminuto ante ella y repite… no hay playa!!

Un mundo para 3 es de esos blogs que al leer sus aventuras viajeras crees que es fácil hacer lo difícil. Esta familia empezó su periplo hace 12 años,  primero empezaron dos y luego se sumó un tercero: el pequeño de la familia.  A través de sus palabras te impregnas con su visión y sus ganas de viajar y vivir la vida. 3 en 1: Octavio, Montse y Álvaro son los 3 y su reto es seguir viajando por el 1, un mundo que, como sigan así, se les va a quedar pequeño. Puedes seguirlos también en su página de Facebook.

2 Comments

  1. Gracias Marc!! Por dejarnos compartir pequeñas historias de nuestros viajes en tu blog!! Y gracias también por hacernos partícipe de este bonito proyecto!!

    Un fuerte abrazo de los tres!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *