Empacho de luces en el Yi Peng Festival

yi peng festival chiang mai

Hace unos cuantos años, cuando trabajabas en publicidad e ibas a los bancos de fotos a comprar una instantánea te deslumbraba una fotografía con cientos de linternas flotantes en la oscura noche de un lugar exótico. “Qué sería eso…? Y lo más importante, ¿dónde y cuándo lo podrías ver?”

Después de unos años en Tailandia, ya has celebrado con tus amigos la mayor fiesta del país de Siam (con permiso de Songkran, por supuesto) y la más colorida e importante también, el festival de Loy Kratong: un espectáculo bonito, precioso, hermoso, bello, atractivo, espectacular, alucinante, excelente… – buf! que se te acaban los adjetivos-. En Chiang Mai lo viviste a lo grande, entre carruajes y danzas, y en Sukhothai encontraste el rincón más mágico para festejar un acto de este calibre.

Yi Peng festivalPero no, después de tanta fiesta en tantos lugares no encontrabas la imagen de miles de linternas de papel en el cielo y te hacías las mismas preguntas que años pasados… “Qué seria eso…? Y lo más importante, ¿dónde y cuándo lo podrías ver?”.  Hasta que diste con la respuesta. El festival en cuestión se llama Yi Peng. Entonces… ¿este espectáculo pertenece a la festividad de Loy Kratong? ¡Sí! … y … ¡No!

El festival del Loy Kratong se celebra cada año coincidiendo con la luna llena del duodécimo mes del calendario lunar, -normalmente en el mes de noviembre-. Los tailandeses celebran el comienzo de una nueva etapa, dejando atrás todo lo negativo para empezar con los nuevos retos del año. Un mix de luces, colores y música donde se refleja lo mejor de la cultura tai y donde no faltan las linternas o farolillos de papel.

Yi Peng Festival 25 octubre

Muy bien, muy bien… ¿pero entonces cuando se celebra el Yi Peng?

Afortunadamente para ti, el Yi Peng se celebra en dos ocasiones en la universidad Mae Jo en Chiang Mai. Durante las fiestas del Loy Kratong y una semana o dos antes de dicho festival. ¡Qué suertudo que eres! Te podrás empachar de luces y linternas por partida doble. Este 2014 se ha celebrado el 25 de octubre de manera gratuita -dicen que es para los locales, pero hay gente de todos los rincones del mundo-, y el próximo 8 de noviembre – la versión internacional y de pago (100 USD)-, en el mismo sitio en plena fiesta del Loy Kratong – del 6 al 9 de noviembre.

Multitudes en el festival de Yi Peng

Si no te quieres perder ningún detalle de la fiesta y de lo que pasa alrededor deberías ir con antelación. La celebración budista empieza a las 18h y acaba a las 20h más o menos. Ten en cuenta que el tráfico está imposible en estas fechas y te aconsejaría que llegases sobre las 16h al recinto. Como siempre, el mejor medio para ir a cualquier sitio es la moto, aunque siempre puedes ir en songteaw o contratar la excursión en cualquier guesthouse o agencia de la Old City de Chiang Mai.

Luces y colores en Yi Peng

Y al final llegó el momento, vas a volver a deslumbrarte con esa fotografía que viste hace tanto tiempo. A las 20h los organizadores te avisan que ya puedes encender tu linterna -que solo puedes comprar en el recinto-, sigues todas las instrucciones, te pones muy nervioso, ves a otra gente que lo está más que tú y en algún descuido tiran al cielo la linterna sin que hayan dado la orden. La llama está que arde, el vapor se ha metido dentro de la bolsa de papel, no puedes más, el momento está aquí. Miles de personas que estaban a tu lado lanzan al unísono las linternas de papel que se han convertido en cohetes de fuego que van subiendo poco a poco, flotando torpemente.

No te lo crees, pero estás allí, embobado con tantas luces, te encuentras en ese sitio, emborrachado de fuego, en esa foto del banco de fotos, un poco más mayor, pero con la misma ilusión que hace unos cuantos años, viviendo un momento que no olvidarás jamás.

 

 

Marc ComasAutor: Marc Comas Amante de Asia y tailandés de adopción. Ha vivido 5 años en Mae Sot, el far west de la tierra de Siam y su base de operaciones para descubrir el corazón del país. Le gusta explorar esos rincones sin playa que aún quedan por fotografiar. La playa, también le encanta, pero no se puede tener todo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *