Muay Thai entre trofeos y gallinas

No es que me guste mucho el boxeo, un deporte de hombres (y mujeres) donde se demuestra quien es el más fuerte a través de fuerza y mucha técnica. En cambio siempre he tenido curiosidad por el boxeo tailandés o muay thai, y el entorno de este deporte tan famoso en Tailandia que es, junto a los elefantes, un símbolo nacional de la historia y de identidad del país.

Combate de Muay Thai en Khao Lak

El muay thai es un deporte de contacto y un arte marcial. Antiguamente en la capital antigua de Sukhotai (1238-1408) se hallaba en guerra contra reinos vecinos como los de Birmania y Camboya. La ciudad se vio obligada a desarrollar las habilidades de sus soldados en el manejo de lanzas, espadas, y en utilizar el cuerpo como un arma en situaciones de combate a distancia corta. Técnicas como las patadas, golpes con el puño, rodillas, espinillas, codos y ciertas maneras de derribar al adversario, fueron desarrolladas en ese entonces. Durante este periodo el muay thai era considerado como un arte esencial, y parte del currículum real para poder aspirar al trono.

El deporte evolucionó y se convirtió en deporte profesional, las peleas se efectuaban en espacios reducidos y delimitados por cuerdas en el suelo y las reglas eran simples: pelear hasta que uno quedara en pie o se rindiera. No había limitaciones en cuanto peso, estatura o edad y los pueblos o aldeas competían unas contra otras y efectuaban apuestas (cómo les gusta apostar a los tais!).

Estatua de Nai Khanom Thom en Ayutthaya

Estatua de Nai Khanom Thom en Ayutthaya

En 1774, Angwa, el rey de los birmanos, quiso realizar una celebración para la gran pagoda de Yangon. Este evento incluyó el boxeo y capturaron boxeadores tailandeses para enfrentar a los del reino de Birmania. El día 17 de Marzo de aquel año, Nhai Khanom Thom, un prisionero de guerra combatió y derrotó a 10 boxeadores birmanos sucesivamente sin ningún periodo de descanso entre las peleas. El rey quedó tan asombrado que le ofreció la libertad. Era la primera vez que el muay thai se utilizaba en una competición fuera de Tailandia. Por este logro, Nai Khanom Thom fue honrado con el título de ¨Padre del Muay Thai¨y el día 17 de Marzo es conocido como ¨Día del Muay Thai¨ o “Boxing Day”.

Dirigiéndome a la casa del campeó local (Mae Sot)

Dirigiéndome a la casa del campeó local (Mae Sot)

Viviendo y visitando el país me ha dado la oportunidad para conocer un poco mejor este deporte. Un día queriendo honrar a este héroe nacional, me llené de valor y coraje y fui a probarlo por mi mismo en una escuela, donde vivía un campeón local, en las afueras de Mae Sot (a 10 km dirección Mae Ramat).

La escuela no era una escuela propiamente dicha sino una casa de granja con perros, polluelos y gallinas pululando por los alrededores y un ring muy deteriorado por el paso del tiempo y el clima torrencial. Parecía desierto. Conocí al maestro o profesor y después de pactar el precio y el tiempo decidí empezar.

¿A qué te apetece entrar y luchar?

¿A qué te apetece entrar y luchar?

Rápidamente me ordenó que empezara calentando corriendo dos vueltas por toda la aldea. Después de 20 minutos de correr bajo un sol abrasador ya tenía ganas de volver a casa, pero no podía desfallecer. Cuando ya pensaba que había calentado suficiente mi maestro me dijo que saltara sobre una rueda de camión para fortalecer mis piernas. 50 saltos más tarde y 5.000 gotas de sudor más me mandó dar puñetazos a un saco mientras esperaba entrar en el cuadrilátero.

Ring de boxeo

Ring de boxeo

Cuando no podía más y estaba a punto de desmayarme mi profesor me señaló el ring. Era el momento de que me enseñara boxeo y yo casi no me podía contener en pie. Entré a través de las cuerdas y me puse la protección y los guantes. Durante 30 minutos más estuve dándole puñetazos, de derecha izquierda y de izquierda a derecha o cuando gritaba “uppercut” gancho para arriba, y también con los pies.

Después de hora y media aproximadamente finalizó la clase. Creo que nunca he sudado tanto como en esa primera clase. Por supuesto no estaba en forma aunque mi mente decía que si, así que decidí darle una oportunidad otro día… finalmente a la tercera clase lo dejé.  Es un ejercicio que necesita mucha dedicación y condición física y no estaba mucho por la labor de dedicarle tantas horas a un deporte que no es lo mío.

Trofeos entre la colada

Trofeos entre la colada

Al lado del ring se encuentra su casa y como todas las casas tais, son abiertas y puedes encontrar todo tipo de objetos. Apartando las gallinas y las alfombras, entre la colada, puedes encontrar trofeos de este maestro que en su día fue un gran campeón.

He tenido otras experiencias con el muay thai pero como espectador, como los combates de pueblos pero el que me ha fascinado más ha sido, durante el festival del agua o Songkran, el combate de tailandeses contra birmanos en Mae Sot. Lo de menos son los luchadores, lo mejor, la locura y espontaneidad de la gente tan apasionada por este ejercicio que es más que un deporte.

2 Comments

  1. Venga, pues ya sé dónde ir a entrenar algún día cuando me acerque a Mae Sot este mes. Eso sí es un gimnasio de los de toda la vida 😀

    En alojamiento lo tengo claro. Picture Book tiene pintaza y reservaré allí.

    • Hay rumores de que ha cerrado, pero podemos probar. El maestro es de los duros. 😉
      Picture Book es una muy buena opción! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *