Siente la fuerza de Kanchanaburi

naturaleza en kanchanaburi

Empiezas un nuevo día con energía, el fluir del agua que rodea tu hostal te ha cargado las pilas durante toda la noche -100% Loaded– . Hoy vas a conocer Kanchanaburi, la ciudad famosa por su puente, aunque no es tu prioridad, tienes curiosidad por conocer el Puente sobre el Río Kwai que tan famoso se ha hecho a raíz de la película.

Estatua buda Kanchanaburi

Lo más curioso es que el film se rodó en Sri Lanka -y no Tailandia-, pero el puente existió y ahora se puede visitar una reconstrucción del mismo con su estructura maciza de acero. Alec Guiness, el actor -y ganador de un Oscar por su interpretación- animaba a los prisioneros británicos y americanos a construir el puente, no para facilitar el camino de Tailandia a Birmania a los japoneses, sino como un símbolo de unidad y orgullo que animó a los moribundos presos a no perecer.

Tren puente rio kwai

Puente rio kwai kanchanaburi

Las panorámicas sobre el puente son de las mejores de la ciudad -río por delante y río por detrás-, con vistas a las dos orillas con sus restaurantes y sus templos. Paseando por la vía sientes un sentimiento, y te imaginas el extraordinario esfuerzo que tuvieron que hacer esos hombres para cosntruir la estructura original -en la película se muestra una buena parte de ello-.

orillas del puente rio kwai

Pero tú conociste a Alec Guiness en una película posterior y que te impactó para siempre. Antes de ser un coronel prisionero en la selva tropical con alma de líder, tú lo viste un poco más viejo -y sabio- con barba, y con una túnica color marrón. Eres de la “generación jedi” y Star Wars es la película que marcó tu infancia. Aprendiste mucho de ella, ampliando tu imaginación con seres extraños y naves espaciales, pero lo que más te marcó fue ese concepto metafísico llamado “la fuerza”: Un campo de energía creado por todas las cosas vivientes que nos rodea, nos penetra y mantiene unida la galaxia.

orillas rio Kwai

Kanchanaburi es uno de los lugares de Tailandia donde has sentido más “la fuerza”, será por su pasado histórico, por su río que equilibra y da energía a la ciudad, o por sus calles animadas llenas de puestecitos y templos. También en los alrededores puedes sentirla con mayor o menor intensidad, pero siempre está en constante movimiento. A tan solo 12 Km puedes darte un “chute” de fuerza visitando el gigante árbol Bodhi, o a 65 Km soñar con Erawan, una de las cascadas más bonitas de Tailandia.

Copa del árbol Bodhi sagrado

Cascada Erawan segundo nivel

Pero uno de los momentos más mágicos de tu estancia en Kanchanaburi es durante el atardecer, notar el calor del sol mientras se esconde y contemplar la luz anaranjada… sí, ¡esto tiene que ser la fuerza también! La energía emana de la calle y tras la caída del sol la gente sale para disfrutar del ambiente del fin de semana.

atardecer en kanchanaburi

atardecer río Kwai Kanchanaburi

Si el maestro Yoda existiera dejaría de comer sus galletitas e iría corriendo dando saltos al mercado de los sábados, el Walking Street. Una calle peatonal llena de luces de colores que iluminan suavemente a los animados vendedores ambulantes que ofrecen snacks en forma de pinchitos y bebidas con sabores indescriptibles.

walking street

Al final de la calle hay una explanada -zona pícnic- donde las familias sacan los utensilios para dar el pistoletazo y empezar a comer mientras un grupo de música toca los éxitos del momento en la tarima de bambú a lo lejos.

Picnic Kanchanaburi

Sientes la fuerza, la fuerza de las personas llenas de vida, la del perro flacucho que se ha parado a tu lado buscando algo para meter en su panza, la de las luces de colores a lo alto de la calle. Tu instinto jedi -sí, ya no tienes edad para ser un joven padawan– te dice que en Kanchanaburi no se encuentra el lado oscuro de la fuerza, que estás a salvo envuelto de toda esta gente feliz que con sus mejores sonrisas te dan la bienvenida.

Luces en fila Kanchanaburi

La fuerza es grande al final de la calle, donde tropiezas con dos conductores de tuk-tuk, descansando en sus vehículos, dos maestros del tiempo que saben utilizar la fuerza como nadie. Ellos marcan el ritmo de su día a día, con pulso, dos sabios pacientes que saben cuándo tiene que activarse para trabajar, sin prisa y con mucha pausa, no se vuelven locos para buscar a los clientes, los clientes vendrán a ellos, su fuerza está muy viva y lo sabes.

dos sabios en Kanchanaburi

rotonda kanchanaburi

Si los jedis existieran seguro que vendrían aquí de vacaciones, este sería su centro espiritual, el centro de entrenamiento rodeado de naturaleza donde recargar su energía a través de los seres vivientes y el ambiente tranquilo con gente encantadora. Kanchanaburi: la fuerza es muy intensa en ti.


Cómo llegar

Desde Bangkok puedes ir con una minivan desde la parada de Victoria Monument o contratar un tour en Khao San Road. El trayecto es de 2 horas. Yo recomiendo ir en tren, aunque la duración sea de 3 horas, el viaje es más cómodo y llevadero. Desde la estación de Thonburi hay dos trenes que salen a Kanchanaburi: a las 7.45h y a las 13.35h.

 

 

2 Comments

  1. buenas!!!
    una preguntilla!!
    En agosto ire a tailandia, y tengo pensado ir un dia desde bangkok a Mae klong (al mercado de la via del tren) y desde alli me gustaria ir directamente a Kanchanaburi.
    Mi pregunta es??? que es mejor ir desde Mae klong a kanchanaburi o retroceder hasta bangkok e ir desde alli
    Gracias

    • Hola Michel, la mejor combinación es volver con la minivan a Bangkok y desde la misma parada (Victoria Monument) puedes pillar otra minivan a Kanchanaburi. Otra opción es que cuando llegues a Bangkok vayas a la estación de tren de Tonburi.
      Un saludo y espero que disfrutes de tu viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *